top
   
 
 
Página Principal
 
Menú principal
Página Principal
Reflexiones
Links de interés
Materiales Para Bajar
Buscar
Existe una Reflexión
para cada día
Septiembre 2007
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
0102
03040506070809
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Seleccione el día para ver
su Reflexión




DIA 17: MATEO 13 PDF Imprimir E-Mail

UNA ESPERA CONFIADA

13.24 Les contó otra parábola. El reinado de Dios es como un hombre que sembró semilla buena en su campo.
13.25 Mientras la gente dormía, fue su enemigo y sembró cizaña en medio del trigo, y se marchó.
13.26 Cuando el tallo brotó y empezó a granar, se descubrió la cizaña
13.27 Fueron los siervos y le dijeron al amo: Señor, ¿no sembraste semilla buena en tu campo?, ¿de dónde viene la cizaña?
13.28 Les contestó: Un enemigo lo ha hecho.. Le dijeron los siervos: ¿Quieres que vayamos a recogerla?
13.29 Les contestó: No; que, al recogerla, vais a arrancar con ella el trigo.
13.30 Dejad que crezcan juntas hasta la siega. Cuando llegue la siega, diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, atadla en gavillas y echadla al fuego; el trigo lo metéis en mi granero.


COMENTARIO

Varias veces compara Cristo el Reino de los Cielos, que comienza ya en la tierra por la presencia de Dios y la continua actividad de su Espíritu, con semillas, con un crecimiento y con una cosecha.

Pero mientras que semillas y cosecha son trabajos que podemos observar, el período largo y esencial del crecimiento permanece indiscernible para la mirada precoz que no reconoce, en la aparente actividad de un campo sembrado, la cercanía continua de la abundante cosecha. Para quien ve, le puede surgir una pregunta o incluso una duda: ¿cómo es posible que donde el Espíritu de Dios trabaja, existan tantos acontecimientos incomprensibles y contradictorios?

Jesús ha sembrado el trigo bueno del perdón, ¿de dónde provienen las disputas de los que llevan su nombre? El Espíritu de Cristo está en mí, ¿de dónde proviene lo que en mí existe de insoportable?

En la parábola, hay un enemigo del propietario del campo que siembra cizaña para vengarse o por un arreglo de cuentas. No se dice la razón.

En el Evangelio, Cristo y su misión están desde el principio amenazados: por la cólera traidora de Herodes que no le tiene miedo a masacrar a niños, y después por las insinuaciones del Tentador que intenta apartar a Cristo de su total confianza en Dios.

Lo que amenaza la vida de Dios en nosotros, no desaparece mediante una acción precipitada que quisiera arrancar todo el mal, sino más bien por una confianza, como la del dueño de casa en la parábola.

Este sabe que nada bueno se perderá, ya que la mala hierba se secará, se quemará y, al final, sólo pensará en la alegría de la recolección.

Modificado el ( Tuesday, 04 de September de 2007 )
 
< Anterior   Siguiente >

Página Principal | Reflexiones | Links de interés | Materiales Para Bajar | Buscar |

| © Mes de la Biblia 2007 | Universidad Católica del Norte
www.ucn.cl |